Revista digital dedicada a la rehabilitación de edificios

(Votos: 3 Promedio: 5)

Tipos de teja: guía completa

tipos de tejas
11/03/2024

Las tejas, elementos fundamentales en la construcción de techos, han sido utilizados a lo largo de la historia por su durabilidad, versatilidad y estética. Desde las antiguas civilizaciones hasta la arquitectura contemporánea, las tejas han sido un componente crucial en la protección de los hogares contra las inclemencias del clima. Existe una amplia gama de tipos de teja, que no solo cumplen una función práctica, sino que también contribuyen significativamente al diseño y la personalidad de una estructura.

¿Qué tipos de teja existen?

Existen diversos tipos de teja que varían en material, diseño y método de fabricación. Cada tipo de teja tiene sus propias características únicas en términos de durabilidad, resistencia, estética y costo, lo que permite a los constructores y propietarios elegir la opción más adecuada según las necesidades y preferencias especificas de su proyecto. 

Tipos de teja por material

  • Tejas cerámicas 
  • Tejas de hormigón 
  • Tejas de pizarra 
  • Tejas metálicas 
  • Tejas plásticas
  • Tejas asfálticas 

Tipos de teja por forma

  • Teja romana
  • Teja árabe 
  • Teja plana
  • Teja flamenca 
  • Teja marsellesa
  • Teja mixta

¿Cuáles son las tejas más utilizadas?

Entre las opciones disponibles, algunas tejas destacan por su popularidad y versatilidad. Entre las tejas más utilizadas se encuentran: 

  • Las tejas de arcilla: Conocidas por su durabilidad y estética tradicional, las tejas de arcilla son frecuentemente utilizadas en la construcción de techos residenciales y comerciales. Su amplia gama de colores y formas las convierte en una opción popular en muchas regiones del mundo.
  • Las tejas de hormigón: Reconocidas por su bajo costo y durabilidad, las tejas de hormigón ofrecen una variedad de estilos que imitan la apariencia de materiales como la arcilla o la pizarra. 
  • Las tejas asfálticas: Ampliamente utilizadas en proyectos residenciales, las tejas asfálticas son conocidas por su fácil instalación y costo asequible. Ofrecen una buena resistencia a la intemperie y están disponibles en una variedad de estilos y colores, lo que las hace populares en muchas áreas.  

¿Cuáles son las tejas más resistentes?

Cuando se trata de resistencia y durabilidad a largo plazo, algunas tejas destacan por encima de otras, ofreciendo una protección excepcional y una larga vida útil. Entre las tejas más resistentes se encuentran:

  • Tejas de pizarra: Reconocidas por su excepcional durabilidad y resistencia a la intemperie, las tejas de pizarra son una de las opciones más resistentes disponibles en el mercado. Su capacidad para soportar condiciones climáticas adversas las convierte en una opción popular en áreas con climas extremos. 
  • Tejas metálicas: Fabricadas en acero galvanizado, aluminio o cobre, las tejas metálicas ofrecen una excelente resistencia a la corrosión. Son particularmente resistentes a los incendios y pueden soportar fuertes vientos y grandes cantidades de nieve, lo que las hace ideales para regiones con condiciones climáticas severas. 
  • Tejas de arcilla: Conocidas por su durabilidad y resistencia a la intemperie, las tejas de arcilla pueden soportar condiciones climáticas adversas sin perder su integridad estructural. Su larga vida útil y bajo mantenimiento las convierte en una opción popular para proyectos residenciales y comerciales. 

Tipos de tejas según material

Tejas cerámicas

Las tejas de cerámica son las más antiguas y tradicionales en la construcción de techos. Estás tejas se fabrican principalmente a partir de arcilla, un material natural que se moldea y se cuece a altas temperaturas para obtener la forma deseada, así como una mayor durabilidad. La arcilla utilizada en la fabricación de tejas de cerámica puede variar según la región y las técnicas de producción. 

Una de las características más destacadas de las tejas de cerámica es su durabilidad y resistencia a la intemperie. Debido a su proceso de fabricación y composición, estas tejas son capaces de soportar condiciones climáticas adversas, incluyendo fuertes vientos, lluvias intensas, granizo y altas temperaturas. Esta resistencia a la intemperie garantiza una protección confiable en el interior de las estructuras durante muchos años.

Además de su resistencia, las tejas de cerámica son conocidas por su estética atractiva y versatilidad en el diseño. Estas tejas están disponibles en un amplia gama de colores, texturas y formas, lo que permite a los propietarios y arquitectos crear techos que se adapten perfectamente al estilo y la apariencia deseada para una estructura especifica. Desde tejas planas hasta tejas con formas onduladas o curvas, las opciones de diseño son prácticamente ilimitadas. 

Otra ventaja de las tejas de cerámica es su bajo mantenimiento. A diferencia de otros materiales de techo que pueden requerir reparaciones frecuentes o tratamientos especiales, las tejas de cerámica son relativamente fáciles de mantener a lo largo del tiempo. 

Además de resistencia y estética, las tejas de cerámica también son valoradas por su naturaleza ecoamigable. Al ser fabricadas principalmente con arcilla, un material natural y renovable, estas tejas tienen un impacto ambiental menor en comparación con otros materiales de techo, fabricados con recursos no renovables o procesos de fabricación más intensivos en energía. 

tejas cerámica

Tejas de hormigón 

Las tejas de hormigón son un tipo de teja fabricada a partir de una mezcla de cemento, arena y agua, moldeada y prensada para formar una teja resistente y duradera. Las tejas de hormigón son capaces de soportar condiciones climáticas adversas como la lluvia, el viento, la nieve y el granizo sin deteriorarse fácilmente. Estas vienen en una amplia gama de diseños y colores para adaptarse a diferentes estilos arquitectónicos y preferencias estéticas. Pueden imitar la apariencia de tejas de arcilla, madera o pizarra, ofreciendo versatilidad en la elección del diseño.

Aunque las tejas de hormigón son más pesadas que las tejas de asfalto, son más ligeras que las tejas de arcilla o pizarra. Esto facilita su instalación y reduce la carga sobre la estructura del techo.

Las tejas de hormigón requieren poco mantenimiento, ya que son resistentes a la decoloración y al crecimiento de musgo o algas. Sin embargo, es importante inspeccionar regularmente el techo para detectar cualquier daño o desgaste y realizar las reparaciones necesarias. 

Este tipo de tejas pueden ofrecer cierto grado de aislamiento térmico y acústico, ayudando a mantener una temperatura interior más constante y reducir el ruido exterior. 

tejas hormigón

Tejas de pizarra

Las tejas de pizarra son de pizarra natural, una roca metamórfica formada a partir de la arcilla y el lodo que se comprime bajo altas presiones y temperaturas en el subsuelo durante millones de años. La pizarra es conocida por su durabilidad, resistencia al fuego y atractivo estético.

Las tejas de pizarra se extraen de canteras y se cortan en láminas delgadas y planas para su uso como material de techo. Son muy apreciadas por su belleza natural, así como por su capacidad para resistir la intemperie y los daños causados por el agua, el viento, el granizo y el fuego.

La pizarra es un material que puede durar décadas, e incluso siglos, si se cuida adecuadamente. Es resistente a la decoloración, la corrosión y la deformación, lo que la hace ideal para su uso en regiones con climas extremos. Al tratarse de un material naturalmente resistente al fuego, este puede ayudar a proteger las estructura de una vivienda en caso de incendio. 

Las tejas de pizarra tienen un aspecto distintivo y elegante que puede mejorar la apariencia de cualquier estructura. Vienen en una variedad de colores, incluyendo gris, negro, verde o morado. Estas requieren además de poco mantenimiento, siendo resistentes al moho, los hongos y las plagas, y necesitando solo una inspección ocasional para detectar grietas o roturas que puedan necesitar reparación.

tejas pizarra

Tejas metálicas

Las tejas metálicas son un tipo de material de techo fabricado principiante con láminas de metal, como acero galvanizado, aluminio, cobre o zinc. Estas tejas están diseñadas para imitar la apariencia de otros materiales de techo más tradicionales, como las tejas de arcilla, pizarra o madera, pero ofrecen una serie de ventajas distintas.

Las tejas metálicas son duraderas y resistentes, siendo capaces de soportar condiciones climáticas extremas sin deteriorarse fácilmente. Además, son resistentes al moho, la putrefacción y la corrosión, lo que las convierte en una opción ideal para, por ejemplo, áreas con climas húmedos o costeros. 

Otra ventaja importante de las tejas metálicas es su peso ligero en comparación con otros materiales de techo, lo que facilita su instalación y reduce la carga sobre la estructura del techo. Además, las tejas metálicas son generalmente más económicas que otros materiales de techo de alta gama, como la pizarra o el cobre, lo que las convierte en una opción atractiva para propietarios que buscan una alternativa duradera pero más asequible.

Las tejas metálicas también ofrecen una variedad de opciones de diseño y color para adaptarse a diferentes estilos arquitectónicos y preferencias estéticas. Pueden venir en una variedad de acabados, incluyendo mate, brillante, texturizado o con recubrimientos de pintura duraderos para proteger contra la decoloración y el desgaste.

tejas metálicas

Tejas plásticas

Las tejas plásticas son un tipo de material de techo fabricado principalmente a partir de plásticos reciclados o polímeros sintéticos. Estas tejas están diseñadas para imitar la apariencia de otros materiales de techo, como la pizarra, la madera o la arcilla, pero con la ventaja añadida de ser más ligeras y económicas.

El proceso de fabricación de las tejas plásticas implica el moldeo y la conformación del plástico para crear tejas que sean duraderas, resistentes a la intemperie y de bajo mantenimiento. Pueden venir en una variedad de colores y estilos para adaptarse a las preferencias estéticas y las necesidades arquitectónicas de los propietarios.

Las tejas plásticas ofrecen varias ventajas sobre otros materiales de techo, como su ligereza, lo que facilita su instalación y reduce la carga sobre la estructura del techo. También son resistentes a los daños causados por el agua, el viento, los rayos UV y los insectos, lo que las hace ideales para su uso en climas variados. 

Además, las tejas plásticas son una opción respetuosa con el medio ambiente, ya que pueden estar hechas de plásticos reciclados y ser reciclables al final de su vida útil. Esto ayuda a reducir la cantidad de residuos plásticos en vertederos y contribuye a la sostenibilidad ambiental.

tejas plásticas

Tejas asfálticas

Las tejas asfálticas son un tipo de material de techo compuesto principalmente por asfalto y fibra de vidrio o papel reforzado. Estas tejas son una opción popular para techos residenciales debido a su durabilidad, facilidad de instalación y asequibilidad.  

El proceso de fabricación de las tejas asfálticas implica la saturación de la base de fibra de vidrio o papel con asfalto caliente, seguido de la aplicación de gránulos minerales en la superficie para proporcionar protección contra los elementos y mejorar la apariencia estética. Las tejas asfálticas vienen en una variedad de estilos, colores y texturas para adaptarse a las preferencias estéticas y arquitectónicas de los propietarios.

tejas asfálticas

Una de las principales ventajas de las tejas asfálticas es su asequibilidad en comparación con otros materiales de techo, como la pizarra, la madera o el metal. Además, son fáciles de instalar y requieren poco mantenimiento, lo que las convierte en una opción popular entre los propietarios que buscan una solución de techo económica y de bajo mantenimiento.

Sin embargo, las tejas asfálticas tienden a tener una vida útil más corta en comparación con otros materiales de techo, generalmente alrededor de 20-30 años, dependiendo de factores como la calidad del producto, el clima y el mantenimiento adecuado. Además, pueden ser más susceptibles al daño causado por el viento, el granizo y los cambios de temperatura.

Tipos de tejas según la forma

Teja romana

La teja romana es un tipo especifico de teja de arcilla que se caracteriza por su forma curva y ondulada. Esta teja tiene su origen en la arquitectura romana y ha sido utilizada durante siglos en diversos estilos arquitectónicos alrededor del mundo. 

La teja romana se distingue por su diseño único, que consiste en una forma convexa con dos nervaduras laterales y un borde inferior saliente. Esta estructura permite que las tejas se solapen entre sí de manera eficiente, creando una barrera resistente al agua y al viento en los techos.

teja romana

Teja árabe 

La teja árabe es un tipo de teja de arcilla de forma curva y convexa, que se caracteriza por su origen en la arquitectura de los países árabes y mediterráneos. Esta teja también es conocida como teja morisca o teja española, dependiendo de la región.

La teja árabe se distingue por su diseño único, que consiste en una forma curva con un borde inferior saliente y un extremo redondeado. Esta estructura permite que las tejas se solapen entre sí de manera eficiente, creando una barrera resistente al agua y al viento en los techos.

Estas tejas suelen estar hechas de arcilla cocida, lo que las hace duraderas y resistentes.  Además de su función práctica de proteger los edificios de las inclemencias del tiempo, la teja árabe también agrega un toque estético distintivo a la arquitectura, con su apariencia tradicional y culturalmente significativa.

teja árabe

Teja plana

La teja plana es un tipo de teja que se caracteriza por tener una forma rectangular o cuadrada, con una superficie lisa y sin ninguna curvatura. A diferencia de las tejas tradicionales que tienen forma curva o ondulada, las tejas planas se disponen en el techo de manera uniforme, creando una apariencia ordenada y moderna. 

Estas tejas pueden estar fabricadas de diversos materiales, como arcilla, hormigón, pizarra, metal  o materiales sintéticos como el plástico. La elección del material dependerá de factores como el presupuesto, la durabilidad y el estilo arquitectónico del edificio.

Las tejas planas suelen ser más comunes en construcciones modernas y minimalistas, donde se busca una estética simple y limpia. Se utilizan tanto en edificios residenciales como comerciales, ofreciendo una alternativa versátil y funcional para cubrir techos.

teja plana

Teja flamenca 

La teja flamenca es un tipo de teja de arcilla utilizada principalmente en la arquitectura de España, especialmente en las regiones del sur como Andalucía. Se caracteriza por su forma peculiar y su apariencia distintiva, que se asemeja a un plato hondo o una bandeja con los bordes levantados. 

La teja flamenca tiene una forma cóncava con bordes elevados en los extremos, lo que le da un aspecto único y ornamental. Esta característica permite que las tejas se solapen entre sí de manera eficiente, creando una barrera resistente al agua y al viento en los techos.   

Estas tejas suelen estar hechas de arcilla cocida, lo que las hace duraderas y resistentes a la intemperie. Además de su función práctica de proteger los edificios de las inclemencias del tiempo, la teja flamenca también agrega un toque estético distintivo a la arquitectura, con su apariencia tradicional y culturalmente significativa.

teja flamenca

Teja marsellesa

La teja marsellesa es un tipo de teja de arcilla que recibe su nombre por su origen en la región de Marsella, en el sur de Francia. También es conocida como teja francesa o teja marsellesa canal.

Este tipo de teja se caracteriza por tener una forma curva y alargada, con una superficie convexa y bordes laterales que se doblan hacia abajo para formar canales o nervaduras. Estos canales permiten que el agua fluya hacia abajo de manera eficiente, evitando la acumulación y filtración de agua en el techo.

Estas tejas se utilizan comúnmente en la arquitectura mediterránea y se pueden encontrar en una variedad de colores y acabados para adaptarse a diferentes estilos arquitectónicos y preferencias estéticas.

teja marsellesa

Teja mixta

La teja mixta es un tipo de teja para techos que combina dos materiales diferentes en su fabricación, generalmente arcilla y hormigón. Este tipos de teja es conocida por su durabilidad, resistencia y versatilidad estética. 

La teja mixta se compone de una capa superior de arcilla cocida, que proporciona la apariencia y la textura tradicional de la teja de arcilla, y una capa inferior de hormigón, que le confiere resistencia y durabilidad adicionales. Esta combinación de materiales permite obtener una teja que ofrece las ventajas de ambos materiales: la belleza y el encanto de la arcilla, junto con la resistencia y el bajo costo del hormigón.

Las tejas mixtas están disponibles en una variedad de colores, formas y acabados para adaptarse a diferentes estilos arquitectónicos y preferencias estéticas, tratando se así una opción   popular.  

teja mixta

¿Cuáles son las mejores tejas para un tejado?

Para elegir las mejores tejas para un tejado, es importante considerar varios factores, como el clima, el presupuesto, el estilo arquitectónico y las preferencias personales. 

¿Cuál es la mejor teja para clima frío?

En climas fríos, es importante elegir tejas que sean resistentes a la congelación y al agrietamiento debido a los cambios de temperatura. Las tejas de arcilla y las tejas de hormigón suelen ser opciones sólidas, ya que son duraderas y pueden soportar condiciones climáticas extremas. Además, las tejas de pizarra también son una buena opción, ya que son resistentes al frío y ofrecen un excelente aislamiento térmico.

¿Qué tejas elegir según el clima?

El clima juega un papel crucial en la elección de las tejas adecuadas. En climas cálidos y soleados, es importante seleccionar tejas que sean resistentes a la decoloración y al agrietamiento causado por la exposición prolongada al sol. En este caso, las tejas de cerámica, serian una buena opción, ya que pueden soportar bien el calor y la luz solar directa. 

En climas húmedos o con alta precipitación, es esencial elegir tejas que sean resistentes a la humedad y al moho. Las tejas de pizarra, por ejemplo, serian una buena opción debido a que son extremadamente duraderas y resistentes al agua. 

Las tejas de arcilla o las tejas de hormigón serian en este caso una buena opción para cualquiera de las áreas nombradas. 

¿Qué tipo de teja es más resistente?

Las tejas de pizarra suelen considerarse las más resistentes debido a su durabilidad excepcional y su capacidad para soportar condiciones climáticas extremas. La pizarra es un material natural que es resistente al fuego, al viento, al granizo y a la humedad. A de tenerse en cuenta, que por ello las tejas de pizarra también tienden a ser más costosas que otras opciones.

¿Cuáles son las tejas más resistentes? Aparte de la pizarra, las tejas de hormigón y las tejas metálicas también son conocidas por su resistencia y durabilidad. Estos materiales son resistentes al fuego, a la humedad y a los daños causados por el clima, lo que los convierte en opciones sólidas para techos que requieren resistencia a largo plazo. Las tejas de arcilla también son resistentes, pero pueden ser más propensas a romperse en climas extremadamente fríos.

Inconvenientes de los distintos tipos de teja

Tejas de arcilla

  • Coste elevado: Las tejas de arcilla tienden a ser más caras que otros materiales de techo, lo que puede aumentar el presupuesto total de construcción o renovación.
  • Peso: Son pesadas, lo que puede requerir refuerzos adicionales en la estructura del techo y aumentar los costos de instalación.
  • Fragilidad: Son propensas a romperse o agrietarse si se pisan incorrectamente o si reciben impactos fuertes, lo que puede requerir reparaciones periódicas.

Tejas de hormigón

  • Aspecto estético limitado: Aunque están disponibles en una variedad de colores y estilos, las tejas de hormigón pueden no tener el mismo aspecto tradicional y atractivo que las tejas de arcilla o pizarra.
  • Desvanecimiento: Con el tiempo, pueden perder su color original debido a la exposición a los elementos, lo que afecta negativamente su apariencia estética.
  • Peso: Al igual que las tejas de arcilla, son pesadas y pueden requerir refuerzos en la estructura del techo, lo que aumenta los costos de instalación.

Tejas de pizarra

  • Coste elevado: Las tejas de pizarra son una de las opciones más costosas para techos, lo que puede ser prohibitivo para algunos presupuestos.
  • Instalación especializada: Requieren mano de obra especializada y experiencia en su instalación debido a su fragilidad y peso, lo que puede aumentar los costos laborales.
  • Fragilidad: Son propensas a romperse durante la instalación o el mantenimiento, lo que puede resultar en costosas reparaciones adicionales.

Tejas metálicas

  • Coste inicial alto: Aunque son duraderas a largo plazo, las tejas metálicas tienden a tener un costo inicial más alto que otros materiales de techo, lo que puede ser una barrera para algunos propietarios.
  • Ruido de lluvia: En áreas con lluvias intensas, las tejas metálicas pueden generar un ruido notable cuando llueve, lo que puede ser molesto para algunos residentes si no están correctamente insonorizadas.
  • Posible corrosión: En ambientes marinos o áreas con alta humedad, las tejas metálicas pueden corroerse con el tiempo, lo que puede requerir mantenimiento adicional y aumentar los costos a largo plazo.

Tejas de plástico o sintéticos

  • Durabilidad limitada: Aunque son más económicas, las tejas de plástico o sintéticas tienden a tener una vida útil más corta en comparación con otros materiales de techo, lo que puede resultar en costos adicionales de reemplazo a largo plazo.
  • Aspecto menos natural: A menudo, pueden carecer del aspecto estético natural de las tejas de arcilla, pizarra o metal, lo que puede ser menos atractivo para algunos propietarios.
  • Vulnerabilidad a la degradación UV: Con el tiempo, la exposición a la luz solar puede causar degradación en las tejas de plástico, lo que puede afectar negativamente su apariencia y durabilidad.

Precios de los diferentes tipos de teja

  • Tejas cerámicas: entre 0,50€ a 1,50€ por unidad.
  • Tejas de hormigón:  suele estar en el rango de 0,70€ a 2€ por unidad.
  • Tejas de pizarra: puede oscilar entre 20 y 60€ por metro cuadrado.
  • Tejas metálicas:  el costo aproximado en España puede oscilar entre 5 y 15€ por metro cuadrado. 
  • Tejas plásticas: puede oscilar entre 3 y 10€ por metro cuadrado.
  • Tejas asfálticas: en España suele estar en el rango de 1€ a 4€ por metro cuadrado. 

Es importante tener en cuenta que estos precios de los distintos tipos de teja son solo estimados y pueden variar significativamente. Además del costo del material, también debes considerar los gastos de instalación, que pueden incluir mano de obra, herramientas, equipo y otros materiales necesarios. 

Como siempre, se recomienda obtener cotizaciones especificas de proveedores locales para obtener un precio mas preciso según tus necesidades y preferencias. Además, es importante considerar la relación calidad-precio y las características especificas del producto al tomar una decisión de compra. 

¿Cuánto cuesta instalar diferentes tipos de teja?

El costo de la instalación de diferentes tipos de teja puede variar según varios factores, como el tamaño del techo, la complejidad de la instalación, la ubicación geográfica y las tarifas del contratista. 

El costo de hacer un tejado con teja cerámica curva oscila entre los 90€ y 100€ por metro cuadrado, incluyendo todos los elementos necesarios como pendientes, tableros cerámicos, capa de mortero y mano de obra. Por otro lado, un tejado de pizarra puede elevar este costo a unos 105 – 120€ por metro cuadrado, dependiendo del tipo de pizarra utilizada. 

La inclinación del tejado también influye en el precio final. Los tejados a dos aguas son los más comunes y económicos, mientras que los de tres o cuatro aguas pueden aumentar el costo debido a la mayor complejidad de la instalación. Por ejemplo, hacer un tejado con inclinación de 30 grados y teja curva puede variar desde los 90€ por metro cuadrado en un tejado a dos aguas hasta los 140€ por metro cuadrado en un tejado a cuatro aguas, aproximadamente. 

En cuanto a la estructura portante del tejado, se pueden utilizar diferentes materiales como madera, metal o hormigón. Una estructura de madera maciza puede costar alrededor de 60 € por metro cuadrado, mientras que las estructuras de metal pueden partir desde los 50 €/m², con la posibilidad de aumentar en grandes recintos. Por último, las estructuras de hormigón tienen un precio medio alrededor de los 50 €/m², dependiendo de los materiales utilizados en los tableros de soporte.

Es importante tener en cuenta que estos precios de los distintos tipos de teja son solo estimados y pueden variar según las circunstancias especificas de cada proyecto. Se recomienda obtener cotizaciones detalladas de contratistas locales para obtener un precio más preciso según tus necesidades y las características de tu proyecto de instalación de tejas.  

¿Cómo instalar correctamente las tejas?

Para instalar correctamente los distintos tipos de teja es conveniente tener en cuenta estos pasos generales: 

  1. Preparación del techo: Asegúrate de que el techo esté limpio, nivelado y libre de escombros. Instala una barrera contra el agua debajo de las tejas para proteger el interior de la estructura de, por ejemplo, la humedad.
  2. Colocación de las tejas base: Comienza desde la parte inferior del techo e instala las tejas base siguiendo una línea recta y nivelada. Clava las tejas base en su lugar con suficiente separación para permitir la expansión y contracción.
  3. Instalación de las tejas principales: Coloca las tejas principales empezando desde el borde inferior del techo y trabajando hacia arriba en filas horizontales. Solapa cada teja sobre la anterior y clávala en su lugar.
  4. Corte de las tejas: Usa una sierra o herramienta adecuada para cortar las tejas que sean necesarias en los bordes o en las esquinas del techo.
  5. Instalación de accesorios: Instala los accesorios necesarios, como cumbreras, caballetes, canalones y remates, para asegurar una cobertura completa y un sellado adecuado en todas las áreas del techo.
  6. Revisión final: Una vez que todas las tejas estén instaladas, realiza una revisión final para asegurarte de que estén correctamente alineadas, clavadas y selladas. Repara cualquier teja suelta o mal colocada según sea necesario.

Es importante seguir las instrucciones especificas del fabricante y cumplir con los códigos de construcción locales al instalar tejas en un techo. 

Consejos para elegir el tipo de teja adecuado según tu cubierta

  • Considera el clima local: Elige un tipo de teja que sea adecuado para el clima de tu área, ya sea que necesites resistencia al calor, al frío, a la lluvia o al viento.
  • Evalúa el estilo arquitectónico: Elige un tipo de teja que complemente el estilo arquitectónico de tu casa, ya sea que necesites un aspecto tradicional, moderno, rústico o contemporáneo.
  • Calcula el presupuesto: Considera el costo del material y la instalación, así como el mantenimiento a largo plazo, al elegir el tipo de teja que se ajuste a tu presupuesto.
  • Consulta a un profesional: Si tienes dudas sobre qué tipo de teja elegir, consulta a un contratista o experto en techos para obtener recomendaciones personalizadas según tu situación específica.

¿Cómo saber cuántas tejas necesito?

Para determinar cuántas tejas necesitas para cubrir un techo, sigue estos pasos: 

  1. Mide el área del techo: Calcula la longitud y la anchura del techo en metros (o pies) y multiplícalas para obtener el área total en metros cuadrados (o pies cuadrados).
  2. Determina la cantidad de tejas por metro cuadrado: Esto varía según el tamaño y tipo de teja. Por lo general, las tejas vienen con información sobre cuántas unidades se necesitan por metro cuadrado.
  3. Multiplica el área del techo por la cantidad de tejas por metro cuadrado: Esto te dará el número total de tejas necesarias para cubrir el área del techo.
  4. Considera un margen adicional: Es recomendable agregar un margen adicional del 5-10% para cubrir pérdidas por recortes, roturas o errores durante la instalación.

Por ejemplo, si el área de tu techo es de 100 metros cuadrados y necesitas 10 tejas por metro cuadrado, entonces necesitarás 1000 tejas. Sin embargo, es prudente agregar un 5-10% adicional para cubrir pérdidas, lo que elevaría el total a 1050-1100 tejas.

Recuerda que estos son cálculos básicos y pueden variar dependiendo de la forma del techo, el diseño y otros factores específicos de tu proyecto. Siempre es recomendable consultar con un profesional para obtener un cálculo preciso del tipo de teja que utilizar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Estás a un paso de suscribirte!

Déjanos tus datos a continuación:

Responsable » Todo Fachadas Scoop Pequeña Finalidad » Comunicación de noticias y novedades relacionadas con el sector de reformas energéticas de edificios y viviendas. Legitimación » Tu consentimiento. Destinatarios » Tus datos los guardará SiteGround, nuestro proveedor de hosting, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy. Derechos » Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos.

Responsable » Todo Fachadas Scoop Pequeña. Finalidad » Comunicación para la intención relacionada con este formulario. Legitimación » Tu consentimiento. Destinatarios » Tus datos los guardará SiteGround, nuestro proveedor de hosting, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy. Derechos » Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos.