Revista digital dedicada a la rehabilitación de edificios

(Votos: 3 Promedio: 5)

Tipos de cerramientos de fachadas

proyecto casa aac cerramientos de fachadas technal
15/04/2024

Los cerramientos de fachadas presentan un papel fundamental en la configuración y funcionalidad de los edificios modernos. Estos elementos, que pueden variar en materiales, diseño y características técnicas, son una parte crucial en el diseño y la funcionalidad de cualquier estructura arquitectónica, yendo mas allá de la mera estética. Desde ofrecer protección contra los elementos exteriores hasta contribuir al aislamiento térmico y acústico, actuando como barrera entre el interior y el exterior. Además también contribuyen a la seguridad y sostenibilidad del inmueble.

Tipos de cerramientos 

Existe una amplia variedad de tipos de cerramientos de fachadas, cada una con sus propias características y aplicaciones específicas. Desde los cerramientos interiores, que incluyen opciones como cortinas de cristal o ventanas deslizantes, hasta los cerramientos exteriores como laminas de policarbonato o paneles de aluminio, cada tipo ofrece soluciones distintas para adaptarse a las necesidades y preferencias de los usuarios. 

Cerramientos interiores

Dentro de los diferentes tipos de fachadas tenemos los cerramientos interiores. Este tipo de cerramientos, son elementos arquitectónicos utilizados dentro de un edificio para dividir o separar espacios interiores. Pueden ser estructuras fijas o móviles que proporcionan privacidad, delimitan áreas funcionales y contribuyen al diseño interior de un espacio. 

Los cerramientos interiores pueden tomar diversas formas y materiales, como paredes, paneles divisorios, cortinas, puertas corredizas o plegables. Su diseño y ubicación dependen de las necesidades del usuario, la iluminación y la ventilación. 

cerramiento interior

Estos cerramientos de fachadas son fundamentales en la planificación y el diseño de interiores, ya que permiten adaptar el espacio según los requisitos de uso, optimizando la funcionalidad y el confort del entorno. Además, los cerramientos interiores pueden influir en la estética y la atmósfera de un espacio, contribuyendo a crear ambientes acogedores y funcionales. 

Cortinas de cristal

Las cortinas de cristal son una opción innovadora y versátil en el ámbito de los cerramientos interiores. Consisten en paneles de vidrio templado o laminado que se deslizan suavemente sobre un riel, permitiendo abrir o cerrar espacios según las necesidades personales. Este sistema ofrece la posibilidad de crear divisiones transparentes entre diferentes áreas, manteniendo al mismo tiempo la sensación de amplitud y luminosidad en el interior. 

Las cortinas de cristal son ideales para separar espacios en interiores sin comprometer la visibilidad ni la entrada de luz natural. Son especialmente populares en hogares, oficinas y locales   Comerciales donde se busca maximizar el uso del espacio disponible y crear ambientes modernos y elegantes. 

Gracias a su diseño minimalista y funcional, las cortinas de cristal añaden un toque contemporáneo a cualquier espacio interior, mientras ofrecen la flexibilidad de adaptarse a diferentes configuraciones y necesidades. 

Cortinas deslizantes

Las cortinas deslizantes son un tipo de cerramiento interior que consiste en paneles de tela o materiales similares que se desplazan horizontalmente a lo largo de un riel o guía. Su función principal es la de proporcionar privacidad, control de la luz y delimitación de espacios dentro de un ambiente. 

Este sistema se compone generalmente de varios paneles individuales que se deslizan  suavemente sobre un riel, permitiendo abrir o cerrar espacios según lo deseado. La versatilidad de las cortinas deslizantes radica en su capacidad para crear divisiones flexibles en el interior de una habitación, permitiendo adaptar el espacio de acuerdo con la ocasión o el uso previsto. 

Además de su función practica, las cortinas deslizantes también pueden agregar un elemento decorativo al ambiente. Están disponibles en una amplia gama de materiales, colores y estilos, lo que permite a los usuarios elegir una opción que se ajuste al diseño general de su espacio interior .

Ventanales  

Los ventanales, como cerramientos de fachadas interiores, son elementos arquitectónicos diseñados para proporcionar una separación visual entre espacios dentro de un edificio mientras permiten el paso de la luz natural. A diferencia de las pareces sólidas, los ventanales están compuestos principalmente por vidrio, lo que les confiere un transparencia que crea una sensación de amplitud y conectividad visual entre áreas adyacentes. 

Estos ventanales pueden tener diversas formas y tamaños, desde grandes paredes de vidrio hasta pequeñas ventanas que se extienden desde el techo hasta el suelo. Además de su función estética, los ventanales también pueden contribuir al ahorro de energía al permitir el aprovechamiento máximo de la luz natural, reduciendo así la necesidad de iluminación artificial durante el día.

Cerramientos de fachadas exteriores

Los cerramientos de fachadas exteriores son componentes arquitectónicos instalados en el exterior de un edifico con el propósito de protegerlo, definir su perímetro y mejorar su estética. Estos cerramientos pueden estar hechos de una variedad de materiales, como metal, vidrio, madera, plástico o una combinación de ellos, y pueden adoptar diferentes formas y estilos según las necesidades estéticas y fundamentales del edificio. 

La función principal de los cerramientos exteriores es actuar como barrera de seguridad y privacidad. Además, los cerramientos exteriores pueden contribuir al aislamiento térmico y acústico del edificio, mejorar su eficiencia energética y reducir los costos de mantenimiento a largo plazo.   

Estos cerramientos de fachadas pueden incluir una variedad de elementos, como paredes exteriores, puertas, ventanas, vallas, barandas, balcones, pérgolas y toldos, entre otros. Cada uno de estos elementos cumple una función específica en la protección y mejora del edificio, al tiempo que contribuye a su estética y diseño general.

Láminas de policarbonato

Las laminas de policarbonato, para uso exterior, son elementos arquitectónicos fabricados con policarbonato, un material plástico resistente y transparente. Estas laminas se utilizan comúnmente en cerramientos exteriores debido a sus propiedades únicas que combinan resistencia, durabilidad y transparencia. 

Estas laminas de policarbonato pueden tener diversas aplicaciones en la construcción. Pueden ser utilizadas como techos, cubiertas, paredes divisorias, claraboyas, invernaderos, cerramientos de terrazas o marquesinas, entre otros. Su principal ventaja radica en su capacidad para permitir el paso de la lluvia, el viento y los rayos UV.

Además de su transparencia y resistencia, las laminas de policarbonato también son ligeras, lo que facilita su instalación y manejo. Son mas resistentes que el vidrio, lo que las hace menos propensas a romperse en condiciones climáticas adversas, y su durabilidad garantiza una larga vida útil con un mantenimiento mínimo. 

Paneles de aluminio

Los paneles de aluminio, un material metálico ligero y resistente a la corrosión se utilizan comúnmente en la construcción de cerramientos de fachadas exteriores debido a sus propiedades de durabilidad, resistencia a la intemperie y versatilidad en el diseño. 

Los paneles de aluminio pueden venir en una variedad de formas y tamaños, desde paneles lisos hasta paneles con texturas, relieves o perforaciones decorativas. Pueden ser utilizados como revestimiento para paredes exteriores, fachadas de edificios, revestimientos de columnas, paneles de techo u otros elementos de diseño arquitectónico. 

Una de las principales ventajas de los paneles de aluminio es su durabilidad y resistencia a la corrosión, lo que los hace ideales para su uso en exteriores donde están expuestos a los elementos climáticos . Además, son ligeros y fáciles de instalar, lo que facilita su manipulación y transporte durante el proceso de construcción . 

Los paneles de aluminio también ofrecen una amplia gama de opciones de diseño, ya que pueden ser pintados, anodizados o recubiertos con diversos acabados para adaptarse al estilo arquitectónico deseado. Esto los convierte en una elección popular para proyectos de construcción que buscan combinar funcionalidad, durabilidad y estética en los cerramientos exteriores. 

Lonas

Las lonas para cerramientos de fachadas exteriores son estructuras flexibles fabricadas con materiales resistentes y duraderos, como el PVC o el poliéster recubierto de PVC. Estas lonas están diseñadas paras ser instaladas en exteriores y pueden ser utilizadas para una variedad de propósitos, como protección solar, protección contra la lluvia, delimitación de espacios o decoración. 

Las lonas para cerramientos exteriores pueden ser de distintos tipos según su estructura y aplicación. Algunas son retráctiles o enrollables, lo que permite ajustar su extensión según las necesidades del momento. Otras pueden ser fijas, instaladas de forma permanente para proporcionar una protección continua.

Cerramientos superiores 

Los cerramientos de fachadas superiores, son elementos arquitectónicos instalados en la parte superior de un edificio o estructura para proporcionar protección y funcionalidad adicional. Estos cerramientos suelen ubicarse en la parte superior de fachadas, terrazas, patios o espacios al aire libre, y pueden adoptar diversas formas y estilos según las necesites especificas del proyecto.  

cerramiento superior

Entre los tipos más comunes de cerramientos superiores se encuentran: 

Techo móvil

Estos techos pueden abrirse o cerrarse según las condiciones climáticas y las preferencias del usuario. Son ideales para terrazas, patios o jardines, ya que permiten disfrutar del espacio al aire libre tanto en días soleados como lluviosos. 

Techo fijo

Los techos fijos proporcionan una cobertura permanente sobre un área especifica, ofreciendo protección contra la lluvia, el sol u otros elementos externos. Suelen estar construidos con materiales resistentes y pueden complementarse con sistemas de iluminación y ventilación . 

Pérgola bioclimática

Estas estructuras están diseñadas para regular automáticamente la temperatura y la iluminación del espacio bajo ellos, adaptándose a las condiciones climáticas. Su diseño permite la circulación del aire y la entrada de luz natural, creando un ambiente confortable y acogedor .

Cerramientos parciales

Los cerramientos de fachadas parciales son elementos arquitectónicos que cubren o delimitan solo una parte específica de un espacio, en contraste con los cerramientos completos que cubren toda el área . Estos cerramientos pueden tener distintas alturas y extensiones, y suelen utilizarse para definir zonas especificas dentro de un espacio más grande, proporcionar privacidad parcial o crear divisiones visuales sin bloquear por completo la vista o la circulación de aire .

Pérgola tradicional

Estas son estructuras con columnas que soportan un techo abierto, proporcionando sombra parcial y definición de espacio en áreas al aire libre como jardines, patios o terrazas . 

Vallas 

Son barreras de diversos materiales como madera, metal o PVC que se utilizan para delimitar perímetros, crear privacidad parcial o agregar seguridad en espacios exteriores como jardines, patios o piscinas. 

Muretes

Los muretes son paredes cortas o estructuras de albañilería que dividen un área sin llegar hasta el techo, sirviendo como separadores de zonas y como soportes para plantas ornamentales o elementos decorativos.

Sistemas de cerramientos de fachadas

Los sistemas de cerramientos de fachadas están compuestos por varios componentes esenciales  que trabajan en conjunto para proporcionar protección, estabilidad y estética a los edificios. A continuación, se detallan los principales componentes de estos sistemas:   

Componentes

Aislamiento

El aislamiento es un componente crucial en los cerramientos de fachadas, ya que contribuye significativamente al confort térmico y acústico del edificio. Este componente se encarga de minimizar la transferencia de calor y sonido entre el interior y el exterior del edificio, manteniendo una temperatura interior constante y reduciendo la contaminación acústica. Los materiales aislantes comunes incluyen espuma rígida de poliestireno (EPS), lana mineral, poliuretano y paneles aislantes.

Revestimiento

El revestimiento es la capa exterior visible del cerramiento de fachada y desempeña un papel crucial tanto en la protección del edificio como en su apariencia estética. Este componente puede estar hecho de una variedad de materiales, como ladrillo, piedra, metal, hormigón o vidrio. El revestimiento protege la estructura del edificio de los elementos climáticos, como la lluvia, el viento y el sol, al tiempo que agrega textura, color, y estilo exterior al edifico.

Estructura

La estructura proporciona el soporte y la integridad estructural al sistema de cerramientos de fachadas. Puede estar compuesta por elementos como marcos de acero, pilares, vigas, correas y otros componentes estructurales diseñados para resistir las cargas aplicadas y mantener la estabilidad del edificio. La elección del material y el diseño de la estructura dependen de varios factores, como el tamaño, la forma del edificio, las condiciones climáticas locales y los requisitos de diseño específicos.

En conjunto, estos componentes forman un sistema integral de cerramientos de fachadas que proporciona protección contra los elementos climáticos, mejora la eficiencia enérgica del edificio y contribuye a su apariencia estética. La selección y el diseño adecuados de estos componentes son fundamentales para garantizar un rendimiento óptimo y una larga vida útil del sistema de cerramiento de fachadas. 

Beneficios

Los sistemas de cerramientos de fachadas ofrecen una variedad de beneficios importantes para los edificios y sus ocupantes. 

A continuación, se detallan los principales beneficios de estos sistemas: 

Aislamiento térmico

Uno de los beneficios más significativos de los cerramientos de fachadas es su capacidad para proporcionar aislamiento térmico. Estos sistemas ayudan a mantener una temperatura interior confortable al evitar la perdida de calor en invierno y la entrada de calor en verano.

El aislamiento térmico reduce la dependencia de sistemas de calefacción y refrigeración, lo que resulta en un menor consumo de energía y costos de operación más bajos para el edificio. Además, contribuye a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, promoviendo la sostenibilidad ambiental.     

Aislamiento acústico 

Los cerramientos de fachadas también proporcionan aislamiento acústico al bloquear o reducir la transmisión de ruido desde el exterior hacia el interior del edificio y viceversa. Este beneficio es especialmente importante en entornos urbanos ruidosos, ya que ayuda a crear un ambiente interior tranquilo y confortable. El aislamiento acústico mejora la calidad de vida de los ocupantes al reducir la fatiga auditiva, mejorar la concentración y promover el descanso adecuado. 

Privacidad

Los cerramientos de fachadas proporcionan privacidad a los ocupantes del edificio al limitar la visibilidad desde el exterior hacia el interior. Esto es especialmente relevante en edificios residenciales, oficinas y espacios comerciales donde la privacidad es importante. Los cerramientos pueden diseñarse con materiales opacos o translúcidos según las necesidades de privacidad y preferencias estéticas de los usuarios, permitiendo controlar la visibilidad sin sacrificar la entrada de luz natural.

Protección climática

Otro beneficio clave de los cerramientos de fachadas es su capacidad para proteger el interior del edificio de los elementos climáticos adversos, como la lluvia, el viento, la nieve y la radiación solar excesiva. Estos sistemas actúan como barreras físicas que ayudan a prevenir daños estructurales y protegen los materiales interiores de la degradación causada por la exposición prolongada a condiciones climáticas extremas. Además, la protección climática proporcionada por los cerramientos contribuye a mantener un ambiente interior confortable y seguro para los ocupantes del edificio.

Cerramientos para terrazas

Ventanas correderas

Las ventanas correderas son una opción popular para cerramientos de terrazas debido a su practicidad y estética. Estas ventanas se deslizan horizontalmente a lo largo de un riel, lo que permite una apertura fácil y suave. Ofrecen una conexión fluida entre el interior y el exterior, permitiendo una ventilación adecuada y aprovechando al máximo la entrada de luz natural. Además, las ventanas correderas para terrazas vienen en una variedad de materiales, como aluminio, PVC o madera, lo que permite adaptarlas al estilo arquitectónico y preferencias de diseño de cada espacio. 

Cerramientos plegables

Los cerramientos plegables son una solución versátil para terrazas, ya que ofrecen la posibilidad de abrir o cerrar completamente el espacio según las necesidades del momento. Consisten en paneles que se pliegan hacia un lado cuando se desea abrir la terraza, proporcionando una sensación de amplitud y conexión con el exterior. Cuando se cierran, estos paneles crean un ambiente acogedor y protegido, ideal para climas adversos o para disfrutar de la terraza en diferentes estaciones del año. Los cerramientos plegables suelen estar fabricados con materiales resistentes y duraderos, como aluminio o PVC, garantizando su funcionalidad y estética a largo plazo.

Cortinas de cristal

Las cortinas de cristal son una opción elegante y sofisticada para cerrar terrazas sin perder la sensación de espacio abierto. Están compuestas por paneles de vidrio templado que se deslizan suavemente a lo largo de un riel, ofreciendo una vista panorámica del entorno exterior y permitiendo el paso de luz natural.

Las cortinas de cristal son altamente personalizables, ya que pueden adaptarse a diferentes formas y tamaños de terrazas. Además, proporcionan aislamiento térmico y acústico, creando un ambiente confortable y tranquilo incluso en entornos urbanos ruidosos o con fluctuaciones de temperatura.

Cerramientos de media altura 

Los cerramientos de media altura son una opción práctica para delimitar y proteger terrazas sin bloquear completamente la vista. Consisten en paneles que alcanzan una altura intermedia, proporcionando privacidad y protección contra el viento y la intemperie sin cerrar por completo el espacio. Estos cerramientos suelen estar fabricados con materiales como aluminio, acero o vidrio, asegurando resistencia y durabilidad. Además, pueden combinarse con otros tipos de cerramientos, como ventanas correderas o cortinas de cristal, para crear un ambiente versátil y funcional.

Techos móviles y fijos

Los techos móviles y fijos ofrecen la posibilidad de controlar la entrada de luz y ventilación en terrazas, además de proporcionar protección contra la lluvia y el sol. Los techos móviles son ajustables y pueden abrirse o cerrarse según las condiciones climáticas y las preferencias del usuario, mientras que los techos fijos permanecen en una posición constante.

Ambas opciones están disponibles en una variedad de materiales, como policarbonato, aluminio o madera, y pueden integrase con ortos sistemas de cerramientos, como ventanas correderas o cortinas de cristal, para crear un espacio exterior cómodo y funcional durante el año.

Cerramientos de fachadas para viviendas

Los cerramientos de fachadas son elementos fundamentales en la construcción de viviendas, ya que contribuyen tanto a la estética como a la funcionalidad del edificio. Existen diferentes tipos de cerramientos de fachadas, que varían en diseño, materiales y métodos de instalación, para adaptarse a las necesidades específicas de cada proyecto.

cerramientos technal interior casa mis

Cerramientos ligeros

Los cerramientos de fachadas ligeros son una opción popular para fachadas de viviendas debido a su facilidad de instalación y versatilidad. Estos cerramientos suelen estar fabricados con materiales como vidrio, aluminio, acero galvanizado o PVC. Ofrecen una apariencia moderna y minimalista, permitiendo el paso de la luz natural y proporcionando aislamiento térmico y acústico. Además, los cerramientos ligeros pueden ser prefabricados, lo que agiliza el proceso de construcción y reduce los costos.

Cerramientos pesados

Los cerramientos de fachadas pesados, como muros de ladrillo, piedra u hormigón, son una opción tradicional para las fachadas de viviendas que buscan una mayor resistencia estructural y aislamiento térmico. Estos cerramientos proporcionan una sensación de solidez y durabilidad, además de ofrecer una buena protección contra el ruido y las inclemencias del tiempo. Sin embargo, su instalación suele ser más compleja y costosa, que la de los cerramientos ligeros. 

Cerramientos tradicionales

Los cerramientos de fachadas tradicionales se refieren a aquellos que siguen métodos y materiales de construcción convencionales, como mampostería de ladrillo, revestimientos de piedra natural o cavados de estuco. Estos cerramientos a menudo se eligen por sus estética atemporal y durabilidad probada a lo largo del tiempo. Sin embargo, pueden requerir un mantenimiento periódico para conservar su aspecto y funcionalidad. 

Cerramientos prefabricados 

Los cerramientos prefabricados son paneles o elementos de fachada que se fabrican en una fabrica y se instalan en el sitio de construcción. Estos cerramientos pueden estar compuestos por una variedad de materiales, como hormigón, acero, aluminio o vidrio, y pueden diseñarse para adaptarse a las necesidades específicas de cada proyecto.

La prefabricación permite una mayor precisión en la construcción, reduciendo los tiempos y costos de obra, además de garantizar una calidad controlada. Además, los cerramientos prefabricados ofrecen flexibilidad en términos de diseño y pueden integrar características como aislamiento térmico, acústico e incluso sistemas de energía renovable.

Cerramientos para fachadas de locales comerciales

Los cerramientos para fachadas de locales comerciales desempeñan un papel crucial en la presentación y funcionalidad de un establecimiento, ya que no solo deben ser atractivos estéticamente, sino también funcionales y seguros para resaltar la identidad de la marca y atraer a los clientes potenciales. Aquí se presentan tres tipos comunes de cerramientos utilizados en fachadas de locales comerciales: 

Fachadas acristaladas

Las fachadas acristaladas son una opción popular para locales comerciales que desean crear una apariencia moderna y luminosa. Estas fachadas utilizan grandes paneles de vidrio que permiten una amplia entrada de luz natural, lo que crea un ambiente interior luminoso y atractivo para los clientes. Además, las fachadas acristaladas ofrecen una visión clara del interior del local, lo que puede ser beneficioso para atraer la atención de los transeúntes y mostrar productos o servicios.

Sin embargo, es importante considerar aspectos como el control solar y térmico, así como la seguridad, al elegir fachadas acristaladas. Se pueden incorporar técnicas como el vidrio laminado para mejorar la resistencia y la seguridad, así como revestimientos especiales para reducir el exceso de calor y la entrada de luz directa.

Fachadas ventiladas

Las fachadas ventiladas son una opción eficiente desde el punto de vista energético y estético para locales comerciales. Estas fachadas constan de una capa exterior de paneles, que pueden ser de materiales como cerámica, piedra natural, aluminio o madera, separados de la estructura principal del edificio por una cámara de aire. Esta separación crea un efecto de ventilación natural que ayuda a regular la temperatura interior y a reducir el consumo de energía para la climatización.

Además de sus beneficios en términos de eficiencia energética, las fachadas ventiladas ofrecen una amplia gama de opciones de diseño y acabado, lo que permite a los propietarios de locales comerciales personalizar la paciencia de su fachada para que se adapte a la identidad de la marca y al entorno circundante. 

Fachadas de paneles composite 

Las fachadas de paneles composite son una solución versátil y duradera para locales comerciales que buscan una apariencia contemporánea y de alta calidad. Estas fachadas están compuestas por paneles prefabricados que combinan capas de diferentes materiales, como aluminio, polietileno y revestimientos de resina, para crear una superficie resistente y estéticamente atractiva.

Los paneles composite ofrecen una amplia gama de opciones de color, textura y acabado,  lo que permite a los propietarios de locales comerciales personalizar la apariencia de su fachada para que se adapte a la imagen de su marca. Además, estos paneles son resistentes a la intemperie, fáciles de mantener y pueden instalarse de manera rápida y eficiente, lo que los convierte en una opción popular para proyectos comerciales de diversos tamaños y presupuestos.

Cerramientos económicos para fachadas

Cuando se trata de cerramientos económicos para fachadas, es importante encontrar opciones que ofrezcan un buen equilibrio entre costo y durabilidad sin comprometer la estética ni la funcionalidad del edificio.   

Placas de fibrocemento

Las placas de fibrocemento son una opción popular, cuando buscamos cerramientos económicos, debido a su bajo costo y durabilidad. Estas placas están compuestas principalmente de cemento reforzado con fibras de celulosa, lo que las hace resistentes a la humedad, al fuego y a las plagas. Además, las placas de fibrocemento son livianas y fáciles de instalar, lo que puede reducir los costos de mano de obra.

En términos de estética, las placas de fibrocemento vienen en una variedad de acabados y colores, lo que permite una personalización adecuada para adaptarse al diseño de la fachada deseada. Además, estas placas pueden imitar la apariencia de materiales más costosos, como la madera o la piedra, a un costo mucho más bajo.

Chapa metálica

La chapa metálica es otra opción económica y versátil. Fabricadas típicamente en acero galvanizado o aluminio, las chapas metálicas son duraderas, resistentes a la intemperie y requieren poco mantenimiento a lo largo del tiempo. Además, son fáciles de instalar y pueden adaptarse a una variedad de diseños arquitectónicos.

La chapa metálica ofrece una estética moderna y minimalista que puede ser atractiva para una variedad de proyectos. Además, se puede pintar en una amplia gama de colores para satisfacer las preferencias de diseño específicas del cliente. También es posible encontrar chapas metálicas con acabados texturizados o patrones que agregan interés visual a la fachada.

Placas de hormigón

Las placas de hormigón son otra opción económica y duradera. Estas placas están compuestas principalmente de cemento, arena, grava y agua, lo que las hace resistentes a la intemperie, al fuego y las plagas. Además, el hormigón es un material versátil que puede adaptarse a una variedad de diseños arquitectónicos. 

En términos de costos, las placas de hormigón son generalmente más económicas que otros materiales de revestimiento, como la piedra natural o el ladrillo. Además, son fáciles de instalar y requieren poco mantenimiento a lo largo del tiempo, lo que puede reducir los costos operativos a largo plazo.

Estéticamente, las placas de hormigón ofrecen una apariencia moderna y minimalista que puede complementar una variedad de estilos arquitectónicos. Además, estas placas pueden venir en una variedad de acabados, como liso, rugoso, texturizado o estampado, lo que permite una personalización adecuada para adaptarse al diseño de la fachada deseada.

Materiales de cerramientos de fachadas

Los materiales de cerramientos de fachadas desempeñan un papel crucial en la estética, durabilidad y funcionalidad de un edificio. Aquí se presentan cinco materiales comunes utilizados en cerramientos de fachadas: 

Ladrillo

El ladrillo es uno de los materiales de construcción más antiguos y ampliamente utilizados en la historia de la arquitectura. Consiste en unidades de arcilla cocida que se unen con mortero para formar paredes y estructuras. Su popularidad se debe a su durabilidad, resistencia al fuego y versatilidad en el diseño. Los ladrillos pueden venir en una variedad de colores, texturas y tamaños, lo que permite una amplia gama de estilos arquitectónicos, desde tradicionales hasta modernos.

Además, su capacidad para absorber y liberar humedad de forma gradual contribuye al confort térmico en el interior de los edificios, ayudando a regular la temperatura. Aunque su instalación puede ser laboriosa y requiere mano de obra especializada, su longevidad y estética atemporal lo convierten en una opción popular para cerramientos de fachadas en una amplia gama de proyectos arquitectónicos.

Piedra

La piedra natural es un material de construcción venerado por su belleza, durabilidad y conexión con la naturaleza. Utilizada desde tiempos antiguos en la arquitectura, la piedra se extrae de canteras y se corta en diferentes formas y tamaños para su uso en cerramientos de fachadas.

Existen varios tipos de piedra, como granito, mármol, pizarra y arenisca, cada uno con características únicas en términos de color, textura y resistencia. La piedra es altamente resistente a la intemperie, al fuego y al desgaste, lo que la convierte en una opción ideal para fachadas expuestas a condiciones climáticas extremas.

Su aspecto rústico y natural agrega un toque de elegancia y sofisticación a cualquier edificio, ya sea rural o urbano. Sin embargo, su peso y costo pueden ser desafíos, y su instalación requiere habilidades especializadas y un marco estructural adecuado para soportar su carga.

Madera

La madera es un material cálido, versátil y estéticamente atractivo utilizado en cerramientos de fachadas para agregar calidez y carácter a los edificios. Disponible en una amplia variedad de especies, como pino, cedro, roble y abeto, cada tipo de madera tiene sus propias características en términos de color, grano y durabilidad.

La madera puede ser utilizada en diferentes formas, desde tablones tradicionales hasta paneles modernos, y su aspecto puede variar desde rústico hasta contemporáneo. Además de su aspecto estético, la madera es un material renovable y sostenible cuando se maneja de manera responsable. Sin embargo, requiere un mantenimiento regular, incluida la protección contra la humedad, los insectos y el deterioro causado por la exposición a los elementos climáticos.

Aluminio

El aluminio es un material moderno y versátil utilizado en cerramientos de fachadas debido a su resistencia, ligereza y capacidad para adaptarse a diseños contemporáneos. Se utiliza comúnmente en sistemas de ventanas y fachadas acristaladas, ya que permite grandes superficies de acristalamiento sin sacrificar la resistencia estructural.

El aluminio es resistente a la corrosión y requiere poco mantenimiento a lo largo del tiempo, lo que lo convierte en una opción popular en áreas costeras o industriales. Además, su capacidad para ser reciclado lo convierte en una opción ambientalmente consciente. Sin embargo, su conductividad térmica puede ser un inconveniente en términos de eficiencia energética, por lo que es importante considerar la inclusión de rotura de puente térmico en los sistemas de aluminio para mejorar el aislamiento.

PVC

El PVC (policloruro de vinilo) es un material plástico utilizado en cerramientos de fachadas debido a su durabilidad, resistencia a la intemperie y facilidad de mantenimiento. Se utiliza comúnmente en ventanas, puertas y revestimientos de fachadas debido a su bajo costo y versatilidad en términos de diseño.

cerramiento de pvc

El PVC es resistente al agua, al moho y a los insectos, lo que lo convierte en una opción popular en climas húmedos. Además, es fácil de limpiar y no requiere pintura ni sellado regular. Sin embargo, el PVC puede volverse frágil con el tiempo y puede no ser tan resistente como otros materiales a los impactos y al calor extremo. Además, su aspecto puede ser considerado menos estético en comparación con materiales naturales como la madera o la piedra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Estás a un paso de suscribirte!

Déjanos tus datos a continuación:

Responsable » Todo Fachadas Scoop Pequeña Finalidad » Comunicación de noticias y novedades relacionadas con el sector de reformas energéticas de edificios y viviendas. Legitimación » Tu consentimiento. Destinatarios » Tus datos los guardará SiteGround, nuestro proveedor de hosting, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy. Derechos » Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos.

Responsable » Todo Fachadas Scoop Pequeña. Finalidad » Comunicación para la intención relacionada con este formulario. Legitimación » Tu consentimiento. Destinatarios » Tus datos los guardará SiteGround, nuestro proveedor de hosting, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy. Derechos » Acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos.